junio 29, 2007

La Presidente de la LO, Wanja Lundby

 tumme_wanjastal.jpg

Central de Trabajadores LO, pone en evidencia política burguesa que busca debilitar al movimiento popular.  

La LO denuncia que el gobierno ha creado un seguro de desempleo que crea incertidumbre y no da la seguridad que se propone. Del 80% del sueldo ultimo, el seguro se ha reducido al 65%. Además hay mayores limitaciones de tiempo para gozar de este recurso social. Los diversos programas de apoyo a quienes ha estado desempleados largo tiempo, han sido cortados bruscamente. Al mismo tiempo, se incrementa el pago para gozar del seguro de desempleo.El paquete de medidas afecta tambien a personas que tiene subvención por accidentes de trabajo o por enfermedad. Asimismo la LO protesta enérgicamente la desmantelacion y cierre del Instituto de la vida laboral (Arbetslivsinstitutet) que era un centro de investigación, documentación y foro de especialistas en todos los temas que tenían que ver con la vida laboral. El instituto contaba con una muy dotada biblioteca que brindaba un servicio excepcional a los ciudadanos. Cualquiera podía hacer pedidos o préstamos de libros via internet y recibir estos enviados por el instituto, sin costo alguno para el usuario. El gobierno burgués cierra inexplicablemente este centro, derivando todo estos recursos a distintas instituciones en el país.Otra institución que sufre de recortes es el Departamento del medio ambiente laboral (Arbetsmiljöverket), que tendra 30% menos recursos que disponer. Todo estos recortes, se hacen sin que exista necesidad de ahorro por parte del estado, dado que la economía sueca tiene un solido crecimiento y todo indica que la coyuntura alta continuará teniendo un desarrollo favorable.La burguesia no ve con buenos ojos, la sociedad de bienestar construida por los socialdemócratas y pretende desmontar la sociedad de bienestar. Su versión de bienestar es una sociedad en donde capitalista dirigida completamente por las fuerzas absolutas del mercado.

Anuncios

junio 14, 2007

Alianza burguesa retrocede fuertemente en encuesta de opinión.

La coalición de derecha denominada “Alianza por Suecia” que ganó estrechamente las elecciones parlamentarias hace 8 meses, sufrió hoy gran revés político cuando el instituto estatal de estadistica SCB (www.scb.se) realizó una encuesta de opinión en la cual la brecha entre el bloque socialista y el bloque burgués alcanza 15 puntos a favor de la oposición liderada por los socialdemócratas.  Si las elecciones fueran hoy, la socialdemocracia obtendría el 45% de la votación. Mientras tanto el partido que lidera la coalición de derecha, los Moderados,  obtendría solo el 23,9%.

La alianza burguesa esta formada por la siguiente constelación, que a su turno alcanza este resultado: Moderados (Moderatarna): 23,9%, Partido Demócrata Cristiano(Kristdemokraterna): 4,4%, Partido El Centro(Centern):6,5% y el Partido Liberal (Folkpatiet): 5,9%. Todos juntos logran un 40,6%. Es decir, la actual preferencia electoral indica que el Partido socialdemócrata solo, es más grande que toda la derecha junta. En el bloque de izquierda se encuentra también el Partido del medio ambiente(Miljöpartiet) que obtuvo el 5,5% y el Partido de Izquierda (Vänsterpartiet), con 5,0% de apoyo. Éste bloque junto alcanza el 55% de apoyo ciudadano.

Estas cifras se publican despues del debate entre los lideres de los distintos partidos políticos que tuvo lugar el martes 12 de junio en el seno del parlamento sueco, Riksdagen. El Primer ministro, el moderado Federik Reinfeldt tuvo su primer encuentro con la nueva líderesa de la socialdemocracia Mona Sahlin, quién resalto las diferencias entre la visión burguesa de una sociedad clasista y la visión socialista de aspirar una nación que sea un hogar para TODOS, sin exclusines.


marzo 6, 2007

Las ventas del gobierno dañan Suecia!

Thomas Östros Foto: Ylva Säfvelin, AiBild

Hoy entregó el gobierno su propuesta de ventas de las empresas del estado al parlamento. Las empresas estatales están en la mira del gobierno burgués para ser vendidas durante su periodo gubernamental, de cuatro años. Estas ascienden a un valor de 150 mil millones de coronas*. La empresa de Telecomunicaciones TeliaSonera, el banco Nordea, OMX, Vasakronan, SBAB y Vin&Sprit encabezan la lista de ventas. Juntas estas seis empresas estan valoradas en aproximadamente 250 mil millones de coronas y representan mas de la tercera parte del grupo de compañías estatales que en su totalidad valen unos 675 mil millones de coronas. Pero esto es solo el inicio. El objetivo de los burgueses es vender todas las empresas públicas que actuan en mercados de gran competencia.

En estos términos, escribe el ex-Ministro de Industria del gobierno socialdemócrata que culminó su mandato en octubre pasado, Thomas Östros.

Esta venta masiva le dará al estado menors ingresos. Al usar 150 mil millones de coronas para pagar la deuda estatal se disminuye los costos de los intereses que se calculan llegan a 5 mil millones por año. Al mismo tiempo, el estado estaría perdiendo ingentes ingresos. El año 2006, significó TeliaSonera, OMX, Vasakrona, SBAB y Vin&Sprit un aporte de 10 mil millones de coronas para el estado y para este año se espera que los aportes ascenderán a 16 mil millones de coronas, señala Thomas Östros.

En el periodo 2001-2006 las empresa estatales ha aportado al estado 75,5 mil millones de coronas y todo indica que para el 2007 se correrá un nuevo record en esta dirección.

La venta de la empresas estatales se produce únicamente por razones ideólogicas. No hay arguementos económicamente sostenibles por parte del gobierno. El fantasma de la pura ideología ha reemplazado el criterio racional y ecónomico, denuncio Thomas Östros, quien es también vice-Presidente de la comisión de Industria en el parlamento sueco, Riksdagen.

Es muy infeliz ver que bajo, la pancarta “el estado no debe poseer nada” se opte por esta decisión que no es ni responsbale ni cautela los intereses del pueblo sueco, manifestó.

*Un dolar = 7 coronas


marzo 2, 2007

El tren de las vacas muertas

Tim Franks
BBC, Newsnight

Tren de Linkoping a Vastervik.

El tren recorre los 80 kilómetros entre las ciudades de Linköping y Vastervik.

Lo primero que uno tiene que recordar es que las vacas de todas formas van a morir. Dentro del matadero de la empresa Swedish Meats (Carnes Suecas) en Linköping -una ciudad situada a aproximadamente 200 kilómetros al sudoeste de la capital de Suecia, Estocolmo- las vacas esperaban con paciencia, a veces acariciando con sus hocicos el lente de nuestra cámara.

Desde allí llevaba unos minutos caminar, pasando por la carnicería de paredes blancas, hasta el sótano donde la materia prima para el biogás se deslizaba, grasienta, por un vertedor.

Vea como se hace el biogás

Todavía burbujeante y eructando, y cubriéndonos con un hedor acre, salían los órganos, la grasa y las entrañas. Los de una sola vaca son suficientes para impulsar al tren por unos cuatro kilómetros.

Un camión cisterna recoge los residuos orgánicos y recorre el corto trayecto hasta la planta de biogás, donde el combustible apestoso se cuece lentamente durante un mes, antes de que se le pueda extraer el gas metano.

El primero del mundo

El primer tren de pasajeros del mundo que funciona con biogás, sacado de las entrañas de las vacas muertas, cubre la ruta entre las ciudades de Linköping y Vastervik.

Vacas

Las entrañas de una sola vaca son suficientes para impulsar al tren por unos cuatro kilómetros.

El jefe de la empresa Svenks Biogas, Carl Lilliehook, es un sueco serio y auténtico, pero sus ojos brillan cuando habla de lo que llama “la revolución del biocombustible”.

No hace falta adentrarse demasiado en su vida para ver que este director ejecutivo que devora cifras también se alimenta de cereales, como buen defensor del medio ambiente

Lilliehook admite que costará un 20% más usar metano en lugar del diesel tradicional en el tren entre Linkoping y Vastervik.

Pero, según dice, los precios del petróleo siguen subiendo y, de cualquier manera, para los suecos las prioridades son diferentes: ellos prefieren recoger sus propios champiñones y frutas antes de tener que comprarlos en el supermercado.

No sólo los trenes

No se trata sólo de trenes: los 65 autobuses de Linköping funcionan con biogás.

No se trata sólo de trenes: los 65 autobuses de Linköping funcionan con biogás

 

La ciudad asegura que fue la primera en el planeta en probar el metano como combustible para sus buses.

Los taxis, los camiones de basura y muchos autos privados también se llenan en la bomba de biogás, situada debajo de un techo de zinc verde, de mala muerte.

Y si el metano no es suficiente, uno puede recurrir a una mezcla de biocombustible de calidad superior: este año la compañía automovilística Saab comenzó a vender una versión de su modelo 95 que funciona con combustible biológico.

Su motor se alimenta de un cóctel de combustible, el E85, compuesto hasta el 85% de bioetanol, que se obtiene principalmente a partir de remolacha brasileña.

Lea:¿Qué conduciremos en el futuro?

Valor por dinero

Los especialistas consideran que el bioetanol y el biodiesel tienen un balance neutro en las emisiones de dióxido de carbono (CO2), no sólo porque emiten menos, sino también porque, durante su crecimiento, las cosechas que los generan absorben gases de efecto de invernadero.

Saab 95. Foto: Cortesá Saab

Saab comenzó a vender una versión de su modelo 95 que funciona con combustible biológico.

Le preguntamos a un ejecutivo de Saab si piensan vender su nuevo auto en el Reino Unido y nos dijo que les gustaría, pero que todavía en este país no existe la infraestructura necesaria.

El bioetanol, en una mezcla del 5%, sólo está disponible en el Reino Unido desde principios de 2005.

En Suecia, el atractivo no sólo se basa en el amplio consenso a favor de la ecología.

Aunque el Saab 95 con biocombustible cuesta unos US$1.000 más que el modelo normal, sus fabricantes consideran que los clientes pueden recuperar ese dinero en menos de un año.

Esto se debe a que los precios de la mezcla E85 en las estaciones de servicio son un tercio más baratos que los del petróleo normal y a que en Suecia existen exenciones fiscales, de estacionamiento y de congestión por usar biocombustible.

Lea: Kioto: ¿Y ahora qué?

Suecia a la delantera

La dura realidad es que, en general, en Europa el transporte no está haciendo lo suficiente para cumplir con las metas de Kioto relativas a la reducción de los gases de efecto invernadero.

Por carretera y por ferrocarril, todos tenemos mucho que aprender de los suecos

 

La industria sí lo está haciendo y, en menor medida, las casas privadas y la agricultura también.

Pero ahora la Comisión Europea (CE) -la guardiana de la Unión Europea- ha exigido que el transporte colabore más.

La CE ha establecido metas vinculantes para la cantidad de biocombustible que debe sustituir al combustible normal antes de fines de 2005 y antes de 2010.

El Reino Unido se quedará muy corto de la meta del 2% para finales de diciembre de este año: el gobierno británico estima que sólo se logrará el 0,3%.

Suecia, sin embargo, le podría llevar la delantera diez veces, con un 3% previsto.

Por carretera y por ferrocarril, todos tenemos mucho que aprender de los suecos.


marzo 2, 2007

El Premio Nobel. Cómo se elige

Ceremonia de entrega del Nobel

El Premio Nobel no sólo otorga dinero; también abre puertas a lujosas ceremonias (fotos gentiliza de Fundación Nobel)

Escribe Maximiliano Seitz de la BBC.El Premio Nobel es como una llave de oro. No sólo enriquece a cada ganador con casi un millón de dólares, sino que también abre las puertas de países, palacios y medios de comunicación. El que lo obtiene ve transformado cada aspecto de su vida (actos, palabras, ausencias y silencios) en hechos memorables.

Al instituir la distinción, Alfred Nobel, inventor de la dinamita y conocedor de cinco lenguas, dictaminó que se premiaría “a la obra más notable desde el punto de vista del idealismo”.

Claro que identificar ese idealismo exige un trabajo bien concreto: el ganador de cada disciplina surge de una investigación exhaustiva por parte de los comités de selección.

Un proceso largo y costoso

En cada uno de ellos trabajan decenas de personas, con un presupuesto total de unos cinco millones de dólares.

Busto de Alfred Nobel

El proceso de los premios es largo y costoso.

El dinero proviene de la fortuna de Nobel, que se invierte constantemente para que no pierda valor. Todos los años, los comités de selección envían miles de cartas a científicos, miembros de academias y profesores universitarios de todo el mundo, pidiéndoles que nominen candidatos para el Nobel del año siguiente.

Las candidaturas deben llegar a cada jurado antes del 1º de febrero del año para el cual se solicita la nominación.

Reglas claras

Las reglas para acceder a la llave mágica son claras: nadie se puede postular a sí mismo y la sola sospecha de algo así les vale a los intrépidos la descalificación de por vida.

Pablo Neruda

Pablo Neruda ganó el Nobel de Literatura en 1971, en un proceso con reglas claras.

Por otra parte, ningún apoyo político o gubernamental tiene relevancia.

Durante la primavera europea, se evalúa cada candidatura con la ayuda de expertos especialmente designados: la lista debe acotarse a unos pocos nombres.

Una vez conformada la lista de finalistas, ésta se envía a las instituciones que otorgan los premios, donde se efectúa una votación. Ya es octubre. Y los nombres de los afortunados no tardan en difundirse.

El consuelo

Algunos perdedores se quedan con el consuelo de una próxima nominación. Otros, con el de pertenecer al otro parnaso: el de los nunca premiados, donde están Kafka, Proust y Borges.

La ceremonia de entrega del premio se realiza el 10 de diciembre porque ese día se conmemora la muerte de Alfred Nobel.

La distinción es triple: una medalla y un diploma, además del dinero.

Para algunos, esta distinción concede cierta inmortalidad y para otros, como T. S. Eliot, “es un billete para la tumba”.


marzo 2, 2007

Latinoamérica y el Nobel

(Fotos: Gentileza Fundación Nobel).

Cuando uno habla de los premios Nobel, los nombres estadounidenses o de Europa occidental son los que más aparecen, especialmente en el ámbito de las ciencias.Si de latinoamericanos se habla, generalmente los asociamos con los Nobel de literatura. Sin embargo, también han sido galardonados en otras áreas.

Premiados

En los 100 años que se lleva etregando, 14 latinoamericanos han sido galardonados con el Premio Nobel, la mayoría por su contribución a la literatura y a la paz del mundo.

En los 100 años que se lleva cumpliendo el testamento de Alfred Nobel, 14 latinoamericanos fueron galardonados, la mayoría de ellos y en forma equitativa, por su contribución a la literatura y a la paz del mundo.

Más atrás, la medicina y la química son otros campos en los que la región también ha destacado.

Sin embargo, los nombres de latinoamericanos nunca hasta ahora aparecieron en los campos de la física y la economía.

Hombres y mujeres de paz

Si bien la región tiene una larga historia de violencia, el Nobel de la Paz es uno de los que más han conseguido los latinoamericanos.

Fue en esta área, donde por primera vez un hijo de la región fue destacado: el argentino Carlos Saavedra Lamas, en 1936.

Carlos Saavedra Lamas

Carlos Saavedra Lamas, fue el primer latinoamericano en ser reconocido con un Nobel.

Lamas, diplomático que llegó a ser presidente de la entonces Sociedad de Naciones, fue reconocido por los encargados de dar el Nobel, como un hombre que constantemente buscó promover la paz en la región y una de sus grandes obras fue el haber medidado con éxito en la guerra que Bolivia y Paraguay mantuvieron entre 1932 y 1935. Otro argentino, Adolfo Pérez Esquivel, fue premiado en 1980 por su lucha por los derechos humanos.

Dos años más tarde, el mexicano Alfonso García Robles era galardonado por su contribución a la no proliferación nuclear en Latinoamérica y su trabajo en favor del desarme en el mundo; mientras que el costarricense Óscar Arias en 1987, recibía el Nobel por su contribución a la paz en Centroamérica.

Finalmente, la guatemalteca Rigoberta Menchú fue premiada en 1992, por su “trabajo por la justicia social y la reconciliación etnocultural basada en el respeto de los derechos de los pueblos indígenas”, como se resalta en la página oficial de los premios Nobel.

Pasión e imaginación

De la misma manera que los ideales de la paz han hecho brillar a la región en el mundo del Nobel, sus letras adquieren vuelo propio.

Gabriela Mistral

Gabriela Mistral fue la primera mujer latinoamericana en recibir un Nobel.

La chilena Gabriela Mistral, cuyo verdadero nombre era Lucila Godoy Alcayaga, fue la primera mujer de la región y la segunda persona en Latinoamérica en recibir un premio Nobel.

Después de ella, brillaron los nombres de otros pesos pesados de la literatura latinoamericana, como el guatemalteco Miguel Ángel Asturias (1967) y el chileno Ricardo Reyes Basoalto, más conocido como Pablo Neruda (1971).

El colombiano Gabriel García Márquez obtuvo el Nobel en 1982. Y la última vez que la región fue reconocida por sus letras, fue cuando Octavio Paz recibió la medalla, el diploma y el dinero del Nobel en 1990.

Los científicos latinoamericanos

Pero las artes y el humanismo no son las únicas áreas en las que los latinoamericanos han sido reconocidos por quienes otorgan el premio Nobel.

Mario J. Molina

Mario J. Molina fue el último latinoamericano galardonado con un premio Nobel.

La química y la medicina son disciplinas en las que también han destacado.

En 1947, el argentino Bernardo Alberto Houssay, se convirtió en el tercer latinoamericano en ser galardonado por un Nobel, esta vez en el campo de la medicina.

Houssay fue reconocido por su contribución en el entendimiento del metabolismo del azúcar en el cuerpo.

23 años después, en 1970, otro argentino, Luis F. Leloir, era reconocido por sus trabajos científicos, en el campo de la química.

Leloir descubrió los nucleótidos del azúcar y el rol que juegan en la biosíntesis de los carbohidratos.

Años ausentes

Pasaron otros 14 años para que un latinoamericano fuera galardonado con un Nobel relacionado con el mundo científico, esta vez en el área de la medicina.

El también argentino, además de británico, César Milstein fue premiado en 1984 por sus contribuciones al entendimiento del sistema inmunológico.

Finalmente en 1995, el mexicano Mario J. Molina, se convirtió en el último latinoamericano en recibir un premio Nobel: el de química.

Molina fue reconocido por su trabajo, junto a otros colegas, en uno de los campos de gran importancia en los últimos tiempo, la química de la atmósfera, específicamente en lo relacionado a la formación y descomposición del ozono.

Desde esa fecha, los latinoamericanos han estado ausentes del mundo del Nobel, pero más de uno abriga la esperanza de realizar alguna contribución que un día sea reconocida en este podio.


marzo 2, 2007

Un idealista hasta el fin

Alfred Nobel

Alfred Nobel, químico, inventor, filántropo, poeta y escritor frustrado.

En diciembre de 1896, dos jóvenes ingenieros suecos se llevaron la sorpresa de su vida al abrir el testamento de su admirado Alfred Nobel, quien los dejó a cargo de emplear la mayor parte de su fortuna con el fin de crear una entidad para celebrar el avance de la humanidad.

Andrietta Nobel

Andrietta Nobel (foto gentileza de la Fundación Nobel).

Siguiendo las instrucciones del maestro, Ragnar Sohlman y Rudolf Lilljequist dieron vida a la Fundación Nobel, que estableció premios anuales por los méritos alcanzados en física, química, medicina y fisiología, literatura y paz mundial, a los que en 1968 se les sumó la economía.

La historia Alfred Nobel, un idealista a fuer de realista, comenzó el 21 de octubre de 1933 en la austera capital sueca, Estocolmo, en el seno de una distinguida e histórica familia de ingenieros.

Alfred descendía directamente del destacado inventor sueco Olof Rudbeck, cuyo nombre está íntimamente ligado a la gran potencia militar que representaba su país en la Escandinavia del Siglo 17.

Armas para el zar

Su padre, el ingeniero e inventor Immanuel Nobel, diseñó y construyó edificios y puentes en Estocolmo. Su trabajo le permitió experimentar con técnicas explosivas que llevaría a otros países y que después retomaría su hijo.

Su madre, Andrietta Ahlsell, provenía de una familia acomodada. Sin embargo, una serie de perdidas económicas ocurridas el mismo año del nacimiento de Alfred, llevaron a los Nobel a la quiebra.

Immanuel Nobel

Immanuel Nobel (foto gentileza de la Fundación Nobel).

A los nueve años, Alfred y su familia se mudaron a San Petersburgo, Rusia, donde su padre había establecido una floreciente fábrica que proveía al ejército del zar de equipo y material de guerra. Alfred, al igual que sus hermanos, recibió una excelente educación académica en Rusia. Siendo un introvertido joven de 17 años, el futuro inventor de la dinamita hablaba sueco, francés, inglés y alemán, y mostraba un gran interés en la literatura y poesía inglesas.

Cientos de patentes

Alfred trabajó con su padre en la fabricación de explosivos y mecanismos explosivos, como las minas navales y torpedos que enfrentaron al poderío naval británico a mediados del Siglo 19, durante la Guerra de Crimea.

Alfred Nobel

Alfred Nobel, una nueva era en la construcción y la destrucción (foto gentileza de la Fundación Nobel).

En 1984, de regreso en Suecia, Alfred vivió una trágica experiencia que marcó su vida, cuando su hermano menor y otras cuatro personas murieron en una explosión de nitroglicerina. Dos años después, en una fábrica familiar, Alfred Nobel desarrolló un método que permitía manipular con seguridad el inestable explosivo líquido. Para reducir su volatilidad, Nobel mezcló nitroglicerina con un material poroso absobente, creando así la dinamita y dando inicio a una nueva era en la construcción y en la destrucción.

En poco tiempo, el ya famoso inventor sueco fundó empresas y laboratorios en más de 20 países, haciendo uso de las más de 350 patentes acreditadas a su genio.

Ocaso tormentoso

Al mismo tiempo, Nobel desarrolló su gran interés en la literatura, escribiendo poesía y obras dramáticas; incluso, en algún momento consideró seriamente dedicar su vida la pluma.

Nobel siempre mostró un gran interés por la promoción de la paz y el entendimiento humano. Se dice que, en el ocaso de sus días, le atormentaba la idea de la muerte y destrucción que la aplicación de sus inventos generaba a su paso.

Por eso, el 27 de noviembre de 1895, casi un año antes de su muerte, Alfred Nobel firmó su testamento final legando casi toda su fortuna personal para establecer la Fundación Nobel.

Nobel murió el 10 de diciembre de 1896 en su casa de San Remo, Italia, habiendo sentado las bases para lo que se convertiría en el premio internacional más prestigioso en pro del avance del hombre.